Sitio de la Udelar

Lunes 9 de Diciembre de 2019

Noticia seleccionada

Declaración sobre represión policial en la marcha contra injerencia de UPM

La Universidad de la República emitió una declaración a raíz de los hechos ocurridos el 5 de setiembre en la marcha «en repudio a la injerencia de UPM en la educación», que fue reprimida utilizando palos y balas de goma, dirigidos en forma indiscriminada a manifestantes y personas que se encontraban en la vía pública.

La policía detuvo a cinco personas que permanecieron varias horas incomunicadas hasta que fueron visitadas por un abogado, presentando dos de ellas heridas agudas. Tras el aviso a fiscalía se ordenó la liberación de una de ellas. Posteriormente la policía vuelve a reprimir de forma violenta a quienes se encontraban en la comisaría reclamando la liberación de los restantes detenidos. Allí fueron detenidas dos personas más, que fueron liberadas el viernes por la noche. La fiscalía no encontró elementos para formalizar a ninguno de los detenidos, por lo que todas las personas fueron liberadas.

En la declaración, firmada por el rector Rodrigo Arim, la Udelar «manifiesta su preocupación por el hecho puntual, así como por la reiteración de hechos similares. En ocasión de las detenciones tras la marcha por el agua del 22 de marzo de este año, el CDC declaró: “Los militantes sociales y políticos, que expresan sus demandas —aun cuando ellas sean molestas— deben ser amparados en el ejercicio de su derecho. Afirmamos que su presencia fortalece a la democracia y debe ser vista como algo positivo y no ser objeto de sospecha y vigilancia. El disenso y la protesta son derechos inalienables consagrados en la Constitución y el derecho internacional, siendo el deber del Estado protegerlos y garantizarlos. La creciente expansión del aparato tecnológico y logístico desplegado para combatir la delincuencia o mejorar los servicios gubernamentales debe limitarse en su uso a esos fines. Es preciso frenar la expansión del punitivismo en nuestra sociedad. Eventos como la persecución, vigilancia e infiltración de manifestaciones contravienen estos principios en la medida que intentan inhibir o criminalizar la protesta social.” En aquella actitud de sospecha se enmarca la represión a la que asistimos como sociedad el pasado jueves 5 de setiembre y en ese sentido es menester señalar enfáticamente que la apuesta por la represión para tratar con el disenso no debe ser naturalizada, en tanto estas prácticas son propias de los tiempos más oscuros de la historia de nuestro país. Por el contrario, las libertades públicas deben ser defendidas y expandidas con urgencia.

La Universidad de la República, en uso del mandato legal, reitera su llamado al gobierno para que revise las prácticas policiales señaladas y convoca a la sociedad en su conjunto a estar alerta ante la extensión de este tipo de prácticas.»

Acceda a la declaración completa

Publicado el martes 10 de setiembre de 2019

Acceder a la noticia en formato de audio

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados