Sitio de la Udelar

Jueves 23 de Mayo de 2019

Noticia seleccionada

Director de ISEF: La institución trabaja para que no existan restricciones en el ingreso

Gianfranco Ruggiano Director del ISEF. 08/11/2018. Foto:Richard Paiva-UCUR.En entrevista con el Portal de la Universidad de la República (Udelar), el director del Instituto Superior de Educación Física (ISEF), Gianfranco Ruggiano, destacó dentro de las prioridades para su gestión eliminar las restricciones en el ingreso a las carreras, atender las necesidades de infraestructura y definir un ordenamiento presupuestal.

Ruggiano asumió la dirección del Instituto en febrero de 2018. Es licenciado en Educación Física por ISEF y doctor en Educación por la Universidad Estatal de Campinas, Brasil. Además, es docente grado 3 del Departamento Educación Física y Prácticas Corporales de ISEF y coordinador del grupo Historia y Teorías de la Educación del Cuerpo. Actualmente se encuentra realizando una pasantía de posdoctorado en la Facultad de Educación de la Universidad de Montpellier.

- ¿Te considerás un continuador de la gestión de Paola Dogliotti?
Es justo reconocer que la gestión de Cecilia Ruegger, la de Paola Dogliotti y la que me está tocando encabezar a mí suponen una continuidad en las principales líneas de trabajo. Trabajé con Paola entre 2014 y 2015 como asistente académico, antes de pasar a dirigir el Departamento de Educación Física y Prácticas Corporales del Instituto. Allí fui uno de los que impulsó el proceso de reestructura de los departamentos académicos: proceso que sigue desarrollándose y que intentó poner un orden en relación a un nuevo Plan de Estudios, que se está implementando desde 2017 para la licenciatura en Educación Física, y proyectar las necesidades académicas que cada departamento tiene a partir de que suponemos que va a seguir ingresando una cantidad importante de estudiantes.

- ¿Siguen existiendo los cupos al ingreso a las carreras?
Siguen existiendo restricciones en el ingreso a la licenciatura, la tecnicatura y el curso de guardavidas, que son las tres carreras que ofrece el Instituto. Sin embargo, los cupos se ampliaron de manera muy significativa en el último tiempo. A partir de 2008 se comenzaron a ampliar, sobre todo en la licenciatura en Montevideo, y en 2014 esto tuvo un punto de inflexión muy grande al ingresar 400 estudiantes en esa carrera. Al año siguiente se incrementaron los cupos en Montevideo a 800, en Maldonado a 300, y en Paysandú a 150. Además, en 2016 se comenzó a ofrecer la licenciatura en Educación Física opción Prácticas Educativas en Rivera.

Si miramos el 2018, en Montevideo ingresaron 800 estudiantes en la licenciatura y 100 en la tecnicatura, y en Maldonado 300 en la licenciatura y 108 en la tecnicatura. En ambos departamentos ingresaron 45 estudiantes en el curso de guardavidas. En Paysandú este año ingresaron 150 estudiantes en la licenciatura, 101 en la tecnicatura, y para 2019 habrá un incremento de cupo a 200 estudiantes. En Rivera ingresaron 150 estudiantes también.

Más allá de que se ampliaron los cupos, hay que decir que este año quedó más gente afuera que adentro. Esto sobre todo tuvo que ver con la situación en Montevideo. En Maldonado quedó muy poca gente afuera de la licenciatura, 89 personas, y no quedó nadie afuera de la tecnicatura. En Paysandú quedaron menos de 50 personas afuera de la licenciatura y nadie fuera de la tecnicatura. Mientras que en Montevideo quedaron más de 500 personas afuera de la tecnicatura y más de 1200 fuera de la licenciatura.

- Hoy en día, ¿es posible que un estudiante que quedó afuera en Montevideo se presente en alguna otra sede en el interior?
Las inscripciones para la licenciatura en Educación Física y para la tecnicatura solo se pueden hacer en una sede. Lo que definió la Comisión Directiva, para no eternizar situaciones de quedar afuera, es que una persona que se inscribe dos años consecutivos y queda afuera, en el tercer año entra directo, es decir, no tiene que pasar por la instancia de sorteo. Esto ya tuvo sus primeras consecuencias, porque varias personas en 2018 ingresaron sin pasar por el sorteo, tras haberse quedado afuera en años anteriores.

- Cambió el modo de ingreso hace un tiempo, ¿no?
Desde 2014, de hecho. La gestión de Paola inició con el primer sorteo. Históricamente, la modalidad de ingreso implicaba una prueba que suponía ciertas destrezas o experiencia corporal para quien quería entrar a estudiar Educación Física. A partir de 2014, se eliminó esa instancia de prueba bajo la convicción de que ningún estudiante tiene que demostrar otra cosa que haber finalizado el ciclo de enseñanza media para ingresar a estudiar en la Udelar.

- Con el sistema anterior, ¿podían ingresar personas en situación de discapacidad?
Hay dos cosas que el sistema anterior tendía a asegurar. Una tiene que ver con la discapacidad. Hay que reconocer que hubo fallas en ese sistema porque en su momento ingresaron personas sordas, pero por la vía de los hechos implicaba que personas que tuviesen una condición de movimiento que no se asemejara al alto rendimiento deportivo, quedaran afuera.

Asimismo, este dispositivo de ingreso tendió a asegurar una experiencia corporal vinculada casi exclusivamente a la práctica deportiva y no a otro universo de prácticas corporales que en la formación en Educación Física se ha intentado darle lugar. Hasta el último año de vigencia de la prueba de ingreso, ésta implicaba demostrar que uno dominaba una pelota, que era capaz de correr y realizar algunas actividades vinculadas a capacidades condicionales como fuerza y flexibilidad.

Un tercer elemento que pesó mucho para modificar este dispositivo de ingreso fue que quienes ingresaban eran aquellos que podían pagar una formación o preparación en un club privado. Salvo excepciones, se había generado un circuito comercial de preparación para la prueba de ingreso a ISEF que era perverso porque significaba una formación de muchos meses.

Evidentemente no pensamos que el sorteo sea un mecanismo justo, no nos convence y querríamos que no existiera más. Todo el trabajo institucional que se viene haciendo sostenidamente hace muchos años es para que no existan restricciones en el ingreso. Simplemente estamos gestionando de la manera menos injusta este proceso de transición en el que nos encontramos. Siempre lo decimos: reconocemos la injusticia implícita en el mecanismo de sorteo.

- ¿Es un objetivo que se puede concretar a corto plazo?
Sí, de hecho creo que en este período de gestión seguramente consigamos eliminar las restricciones en el ingreso en Paysandú y Maldonado. Es más difícil la situación en Rivera por una cuestión estructural de la región, en donde tenemos menos condiciones para conseguir docentes. En Montevideo también es muy difícil pensar que se pueda conseguir esto por la altísima demanda que hay en la carrera, pero la intención es esa.

Estamos llegando a un límite en cuanto a la posibilidad de incrementar los cupos a través de las estrategias que hemos venido llevando adelante. Necesitamos poner el problema de las restricciones en el ingreso en el escenario universitario y que la propia Universidad lo tome. De poco sirve que ISEF siga haciendo este esfuerzo, si la Universidad no lo toma.

- ¿Qué modificaciones proponen?
No querría pecar de no reconocer que la Universidad ha acompañado esto desde sus distintos actores institucionales, pero lo que nosotros estamos proponiendo son básicamente dos modificaciones en la estrategia de trabajo para eliminar las restricciones en el ingreso. La primera tiene que ver con cómo ISEF trabaja esto a partir de criterios nacionales y necesitamos entender cuál es la lógica de funcionamiento de cada una de las regionales, y articular entonces algunas resoluciones que apliquen a nivel nacional con un montón de resoluciones que operen a nivel local. Por ejemplo, nosotros definimos una organización de la enseñanza que supone teóricos masivos en donde entran 200 estudiantes pero en Maldonado no hay lugares para que se aloje esa cantidad de estudiantes de manera simultánea.

Otro aspecto que estamos intentando modificar es que se pueda conformar equipos de trabajo en cada una de las regiones del país donde ISEF está presente, integrados por representantes del Instituto, autoridades locales y representantes de instituciones públicas y privadas con las que trabajamos para poder encontrar, dentro de las condiciones que se tienen en cada lugar, las soluciones a los problemas que tenemos. La Comisión Directiva que sesionó en Las Cañas el 2 de noviembre resolvió conformar este grupo de trabajo en la Regional Este, entonces para la siguiente directiva se designará cómo va a quedar conformado.

Al mismo tiempo, otra de las cosas que se han hecho es revisar cuál es la oferta académica que tiene ISEF actualmente y cómo se la puede integrar de mejor manera para optimizar los recursos que tenemos. Estamos intentando transformar el curso de guardavidas que hoy tenemos, que es un curso terciario pero no universitario, en una tecnicatura de dos años integrada a la oferta de la licenciatura. De la misma manera, estamos integrando las tecnicaturas en Deporte a la licenciatura en Educación Física. Esto va a suponer que los límites que hoy tenemos en el uso de infraestructura, por ejemplo, se puedan optimizar porque los estudiantes que ingresan a ISEF, a medida que van haciendo su trayecto de manera más flexible e integrada entre las ofertas que tenemos hoy en día y que vamos a ir transformando, van a aprovechar mejor los recursos.

- Es decir que no son solo temas presupuestales los que llevan a determinadas restricciones.
Hoy los principales límites no vienen por el tema presupuestal, sino que se evidencian de manera mucho más dramática en la infraestructura, y esto también tiene diferentes características en cada región del país. En el CURE tuvimos problemas para dictar clases porque no había espacios donde hacerlo. Entonces hoy podríamos decir que el limitante principal es el de la infraestructura. En ese caso, ya se resolvió por parte de la Comisión Directiva destinar presupuesto para la construcción de un gimnasio, que también tiene el respaldo del CURE, y la DGA está proyectando que la sede Maldonado lo tenga en su desarrollo edilicio.

Las estructuras académicas son otra de las limitantes. Por ejemplo, en Rivera no tenemos profesores formados que puedan presentarse a los llamados para cargos radicados allí. En términos generales hemos identificado cuatro limitantes: presupuesto; estructuras académicas; infraestructura; y estructuras técnicas, administrativas y de servicios (TAS), que también tienen sus particularidades según la región del país que miremos.

- ¿Cómo avanza la propuesta de un programa de Maestría en Educación Física?
Las proyecciones son que a fines de este año se inicien las inscripciones para la Maestría y que en marzo de 2019 se esté iniciando la primera cohorte. Este es un ejemplo clarísimo de algo que se inició en la gestión de Paola y a mí me ha tocado terminar. Llevó un proceso de más de dos años de trabajo, de idas y vueltas, de evaluación por parte de distintas comisiones, y muchísimo trabajo interno como la conformación de la Comisión Académica de Posgrados de ISEF. El campo académico de la Educación Física es relativamente reciente. Tenemos algunas ideas respecto a la cantidad de ingresos que podemos recibir, pero no sabemos cuántas personas se van a inscribir. Igualmente suponemos que la demanda va a ser alta, pero en términos relativos al universo de ISEF que tiene casi 350 docentes.

La Maestría es la primera oferta que va a poder salir, pero estamos trabajando en paralelo en poder sacar lo antes posible especializaciones profesionales como formación de posgrado. Esto tiene que ver con una intención de fortalecer el vínculo que tiene el Instituto con el campo profesional. Estamos pensando que sea posible ingresar a estudiar en ISEF tanto por una preocupación académica como por un interés por trabajar en un campo profesional. Necesitamos trabajar en diálogos con las federaciones deportivas mucho más cercanamente y que nuestras formaciones de tecnicatura, por ejemplo, puedan atender sus necesidades.

- Dentro de los docentes, ¿qué porcentaje tiene estudios de posgrado?
Hay un porcentaje muy alto si pensamos que la mayor parte de los docentes son interinos grados 1 y 2, y menos de un 10% tiene cargos efectivos. Sin embargo, los docentes grado 3 o superiores tenemos todos formaciones de maestría o doctorado, o ambas en algunos casos, y entre los docentes grado 1 y 2 es muy alta la cantidad que están inscriptos en posgrados. Está previsto también que la Maestría atienda en primer lugar a los docentes de ISEF, pero no en exclusividad, porque nos interesa que venga gente de afuera.

Hay que tener en cuenta que el Instituto ingresó a la Udelar en 2006, en un momento en que la discusión por los posgrados ya estaba instalada. Esto hizo que en una búsqueda por legitimarnos dentro de la Universidad nos volcáramos rápidamente a formarnos académicamente, es decir, a formaciones de maestría y doctorado. Tal vez un 35% de los docentes grados 1 y 2 del ISEF ya están cursando sus maestrías o las terminaron. Es una cantidad importante.

- ¿Qué proyectos fuertes tienen en extensión?
Tenemos proyectos de Educación Física con adultos mayores, hay un proyecto vinculado a UNI Radio que también tiene bastante tiempo, y en los últimos años se intentó fortalecer el vínculo territorial en Malvín Norte. La llegada a esa zona nos puso en un vínculo territorial que hoy tiene tres espacios de formación integral trabajando sistemáticamente: una escuelita de deportes, un proyecto vinculado a las prácticas educativas llamado Cuerpo y Educación en Malvín Norte, y un espacio de formación integral que trabaja las prácticas artísticas desde el área de la Educación Física. Asimismo, hay proyectos de extensión en Maldonado, Paysandú y Rivera. Hace muchos años funciona el Proyecto Tatami vinculado directamente al Sacude, y que está relacionado a las artes marciales, en particular con el judo. Además, hay un trabajo de extensión muy fuerte asociado a las prácticas docentes comunitarias.

- El dinero que la Secretaría Nacional del Deporte le otorgó a ISEF, ¿fue una inyección momentánea o lo reciben todos los años?
Ese dinero es un traspaso que se recibe anualmente desde 2016. Una de las primeras cosas que decidí hacer es presentar a la Comisión Programática Presupuestal de la Universidad, previa conversación con el rector, una propuesta para que esa partida presupuestal pase a integrarse al presupuesto universitario. Hoy tenemos una ley de Rendición de Cuentas 2017 aprobada que prevé ese cambio a partir de 2019.

- ¿La construcción de una piscina es algo utópico?
Ahora estamos trabajando en la proyección de un tercer edificio de ISEF en el predio que la Udelar tiene en Malvín Norte, entonces hoy la construcción de una piscina no es una prioridad. Es otro de los puntos que ISEF no podría asumir solo. Es difícil justificar la necesidad de una piscina únicamente para el Instituto. Dentro de un proyecto universitario podría considerarse como algo que sea un servicio para estudiantes, egresados, docentes y funcionarios técnicos administrativos y de servicio, o para un trabajo que permita una proyección territorial y comunitaria mayor. Es muy interesante, pero hoy no está puesto sobre la mesa.

- ¿En qué año proyectan que estaría terminado ese nuevo edificio?
No tenemos presupuesto disponible para construirlo. Hoy se manejan estimativos que rondan los ocho millones de dólares para la construcción. También hay que tener en cuenta lo que va a implicar en estructura técnica, administrativa y de servicio.

- ¿En qué consiste tu propuesta de mejorar las condiciones de trabajo de los docentes?
Una parte tiene que ver con que hoy las estructuras docentes son fundamentalmente interinas. ISEF tiene casi 350 docentes. Algunos ocupan cargos básicamente de gestión en las unidades de apoyo a la investigación, enseñanza y extensión, de posgrado y educación permanente. Un número muy importante se encuentra organizado en torno a los cuatro departamentos académicos. De esa cantidad apenas el 10% ocupan cargos efectivos, el 90% ocupa cargos interinos grados 1 y 2. Una de las cosas que estamos trabajando desde principio de la gestión, pero que es una consecuencia directa de lo que se pudo avanzar en la gestión de Paola, es la realización de una tanda muy grande de llamados a efectividad para 55 cargos grado 2 a nivel nacional. Esto es apenas una de las cosas que tiene que ver con mejorar las condiciones de trabajo: la efectivización de los cargos. ISEF tiene una tradición en la que todos los cargos se mantienen prorrogándose interinamente, y la proyección de un servicio universitario en base a estructuras interinas es imposible.

Por otro lado, otra de las cosas que tiene que ver para mejorar las condiciones de trabajo es reconocer la necesidad de vincular la enseñanza a la producción de conocimiento. En ISEF se ha venido trabajando con una centralidad en la enseñanza muy grande. Esto se refleja en las formas de contratación, que en muchos casos piden únicamente el dictado de clases. Estamos llevando adelante una serie de estrategias y utilizando herramientas de llamados a extensiones horarias o modificaciones en las formas en que realizamos llamados y contrataciones, para que tanto la formación académica de posgrado como la producción de conocimiento estén incluidas o sean reconocidas en la trayectoria académica que los docentes van haciendo en la institución.

Un tercer elemento tiene que ver con cuestiones mucho más concretas como la proyección de la construcción de un edificio que contemple necesidades que los docentes tenemos para el desarrollo de producción de conocimiento. Hoy no existen casi laboratorios en ISEF vinculados a temáticas muy relevantes. Existe un laboratorio de rendimiento humano en Rivera, y se obtuvo la financiación para un laboratorio de fisiología del ejercicio en Montevideo, pero no tenemos dónde instalarlo. Esto empieza a ser un problema también: hoy no tenemos espacios suficientes para reuniones docentes y para trabajo propiamente de producción de conocimiento.

- ¿También se va a contemplar la mejora de las condiciones de trabajo de los funcionarios?
Es una crítica que se ha hecho, con justicia, que tienen poco lugar las proyecciones en cuanto a las estructuras técnicas, administrativas y de servicio en los ejes que proponía. Esto responde a dos cosas. Una es que hubo un crecimiento y una mejora sustancial de esas estructuras en los últimos años. Se incorporó una cantidad importante de personal TAS, estamos trabajando con directores de la división administrativa, de las distintas secciones, para proponer a partir de 2019 una estrategia de formación y actualización de los funcionarios TAS y a su vez hacer una actualización del organigrama de la estructura TAS de ISEF. Se hizo bastante en el período que Paola encabezó y se están llevando a cabo distintas estrategias en este sentido.

- La Udelar en algunos lugares como Rivera está teniendo el problema de contar con un edificio pero sin funcionarios que lo cubran.
Sabemos que una de las variables importantes para las necesidades que los Cenur tienen son las formaciones que ISEF ofrece. Tanto en Maldonado como en Rivera la principal oferta o una de las más importantes que se tiene todos los años es la licenciatura en Educación Física. El hecho de que ISEF esté presente en el interior tensiona muchísimo las necesidades que tienen.

Lo que vengo proponiendo insistentemente es que en ISEF necesitamos un ordenamiento presupuestal mucho más afinado. Mal podemos decir hoy cómo cubrir las necesidades que el servicio tiene en cuanto a sus estructuras TAS, cuando no tenemos un ordenamiento que nos permita decir que vamos a cubrir esos huecos. Tenemos una estructura que creció mucho, es importante reconocerlo, y que tiene debilidades enormes. Ojalá lleguemos dentro de poco a una situación en la que, conociendo las necesidades y con un presupuesto mejor organizado, podamos responder a las prioridades que se definan en coordinación con AFFUR o con la institución en su conjunto.

Publicado el viernes 28 de diciembre de 2018

Acceder a la noticia en formato de audio

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

Gianfranco Ruggiano Director del ISEF. 08/11/2018. Foto:Richard Paiva-UCUR.
 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados