Sitio de la Udelar

Sábado 17 de Noviembre de 2018

Noticia seleccionada

Nuevos miembros de la Academia Nacional de Ciencias

De izquierda a derecha: Rodrigo Arocena, Héctor Musto y Alejandro BuschiazzoLa Academia Nacional de Ciencias del Uruguay aprobó la incorporación como miembros de número de la Institución, de los doctores Rodrigo Arocena, Héctor Musto y Alejandro Buschiazzo.

Rodrigo Arocena
Es licenciado y doctor en Matemática, y doctor en Estudios del Desarrollo, títulos estos otorgados por la Universidad Central de Venezuela.
Como matemático fue investigador Titular del Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas (PEDECIBA); trabajó en Análisis Armónico y Teoría de Operadores, particularmente en teoremas de levantamiento y problemas generalizados de momentos.
En ciencias sociales, sus principales trabajos se refieren a la problemática de la innovación en el subdesarrollo, la evolución de la enseñanza superior en América Latina, la contribución de las universidades al desarrollo, las relaciones de la investigación y la innovación con la inclusión social, y la prospectiva. Actualmente se ocupa del poder social y la democratización del conocimiento.

Arocena, que fue rector de la Universidad de la República entre 2006 y 2014, fue consultado por la diaria, donde dijo que «en lo individual, es un reconocimiento muy generoso, probablemente demasiado generoso para mi trayectoria, pero que implica un impulso para seguir trabajando; a edad avanzada, pero con más energía. Desde un punto de vista un poco más general, es un estímulo para una apuesta académica muy extraña y que hasta ahora no había sido fácil que obtuviera reconocimiento. En ese sentido veo esta cuota de reconocimiento que implica la incorporación a la Academia Nacional de Ciencias del Uruguay con toda prudencia, como una suerte de aval a una estrategia académica de vinculación entre las distintas ramas del conocimiento». 

Héctor Musto
Es magister y doctor en Biología por el PEDECIBA. Realizó estudios postdoctorales en el Institut Jacques Monod, Francia, y en la Stazione Zoologica Anton Dohrn, Italia. Actualmente se desempeña como profesor Titular del Laboratorio de Organización y Evolución del Genoma de la Facultad de Ciencias, Udelar. Su área de trabajo es la genómica evolutiva y el uso de codones sinónimos. En años recientes ha puesto especial énfasis en la genómica de virus.

Acerca del reconocimiento, expresó: «Creo que, más allá del aporte que pueda haber hecho como persona, en esta distinción influyó haber sido uno de los primeros en trabajar en esta línea en el país junto con algunos colegas». Para ilustrar la acumulación de conocimiento durante los últimos 30 años, da un ejemplo: «Cuando empecé a estudiar esto, se suponía que los seres humanos teníamos más o menos un millón de genes. En ese momento se sabía que la bacteria Escherichia coli tenía unos 4.000 genes, entonces, dada la cantidad de ADN extra y la complejidad mucho mayor que tenemos nosotros, se hacían cálculos que daban ese millón de genes para los humanos, y eso era lo que uno contestaba en los exámenes. Hoy en día conocemos todo el genoma, y como mucho tenemos 25.000. De un millón a 25.000 genes, ¡viví como la devaluación en Venezuela pero al revés!».

Alejandro Buschiazzo
Obtuvo su PhD en el Instituto de Investigaciones Bioquímicas "Luis F. Leloir" (Universidad de Buenos Aires, Argentina, 1999). Realizó estudios postdoctorales en el Depto de Biología Estructural y Química del Institut Pasteur (Paris, Francia, 1999-2003), luego obteniendo allí una posición como Investigador Asistente (2003-2006).
Desde el 2006 se incorporó al Institut Pasteur de Montevideo como responsable de la Unidad de Cristalografía de Proteínas y líder del Laboratorio de Microbiología Molecular y Estructural. En 2016 es nombrado Director de Investigaciones (Investigador Asociado) del Institut Pasteur Paris con doble filiación en IP Montevideo, del cual la Udelar es cofundadora e integra el Consejo de Administración. Sus trabajos han contribuido a entender los mecanismos moleculares del sensado de señales ambientales en bacterias, y de las respuestas adaptativas que dicho sensado dispara. El rol del alosterismo en la función biológica de las proteínas de señalización, es de su especial interés. La aplicación de estos conocimientos en la comprensión de los mecanismos de patogenicidad en bacterias de interés médico es materia actual de su investigación.

Valoró su incorporación a la Academia como «una instancia científico-académica que es una especie de reconocimiento (...), y que «en lo personal es muy especial, porque este reconocimiento implica, de cierta manera, que me consideran parte del país. Para un inmigrante eso siempre es una gran alegría. Siempre hay, en todos los países, una especie de barrera, en uno y en la comunidad que lo acoge, para integrarse e incorporarse», expresó.

Fuentes: Academia Nacional de Ciencias del Uruguay; la diaria

Publicado el jueves 9 de agosto de 2018

Acceder a la noticia en formato de audio

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

De izquierda a derecha: Rodrigo Arocena, Héctor Musto y Alejandro Buschiazzo
 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados