Sitio de la Udelar

Sábado 25 de Noviembre de 2017

Noticia seleccionada

Memorias de palos, tertulias y conquistas

Generación 1957 FCEA Foto: Richard Paiva-UCUR. 08/11/2017Una parte de la generación que ingresó a la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración (FCEA) en 1957 se reencontró el 7 de noviembre en la sede actual para conocer más sobre su realidad presente. Aprovecharon para recorrer el edificio y compartir varias anécdotas. El encuentro funcionó como una previa, en espera del que se realizará allí mismo el jueves 30 de noviembre y tiene como objetivo celebrar los 60 años del grupo.

Puntualmente a las 15 horas se encontraron en el hall de la facultad 17 ex estudiantes de la facultad. Cuando en 1957 ingresaron a estudiar las carreras de Economía o Administración, en cada una debían aprobar 35 materias. Muchos se recibieron y se ven periódicamente cuando concurren a votar en las elecciones universitarias, otros permanecieron vinculados a través de la docencia por algunos años. Algunos como Eugenio Larraya, no terminaron la carrera pero celebran la oportunidad de reencontrarse con los compañeros de aquella etapa, gracias a la iniciativa y el empuje de Diego Nelson Sosa, María Angélica Peña y Julio César Porteiro, tres de la generación que afrontaron la iniciativa en marzo de este año. De a poco fueron sumando apoyos, y al día de hoy son 75 los que ya confirmaron su asistencia el 30 de noviembre.

El grupo fue recibido por el secretario amovible del decanato Gastón González, quien estuvo a la orden para recibir sus consultas y para mostrarles el edificio. Fueron invitados a la actual Sala del Consejo, donde se instalaron para conversar mientras tomaban fotos. Allí Sosa recordó que en 1958 los estudiantes universitarios lucharon por la aprobación de la Ley Orgánica, que era «la lucha por el cogobierno». «Tuvimos una huelga tremenda, unas movilizaciones brutales. Ocupamos la Universidad y estuve en el primer grupo de los ocupantes, por tres o cuatro días», contó: «Wilfredo Mendoza, Walter Rossi, otros más y yo; dormíamos en la Sala del Consejo, y yo ¡dormí sobre esta mesa!», dijo mientras la golpeaba provocando risas. Peña aclaró que la ocupación era cosa de hombres: «a las nenas no nos dejaban».

Ninguno había olvidado las manifestaciones y la represión que provocaron: «muchos de nosotros recibimos palos de la guardia montada, en la puerta de la facultad». Otros afirmaron que además de lograr la aprobación de la Ley Orgánica, ese año la lucha estudiantil fue clave en el resultado de las elecciones nacionales, debilitando la aprobación del gobierno colorado de Luis Batlle Berres y favoreciendo el triunfo del Partido Nacional.

Integrantes del grupo consultaron a González sobre el número de estudiantes que ingresan y egresan de la facultad, las características de la población estudiantil, las opciones disponibles de posgrado y el funcionamiento de la institución. El secretario informó que en todo el país ingresan cerca de 4000 estudiantes por año, en las diferentes carreras de la FCEA. Solamente de las licenciaturas egresan 1000 cada año, de los cuales 80% obtienen el título de Contador Público. Enumeró las ofertas de enseñanza en Montevideo y el interior y las distintas formas de acceso a la facultad. Los visitantes se interesaron también por la transversalidad actual entre las carreras universitarias. Con respecto a la población femenina en la FCEA, González confirmó que 60% de los estudiantes son mujeres. En cuanto a la proporción de mujeres docentes, lamentó que si bien va en aumento, su acceso a los grados altos todavía es muy bajo en relación al de los hombres.

En la generación 1957 había unos 240 estudiantes y las sillas no alcanzaban para todos. González informó que todavía ocurre lo mismo, sobre todo en primer año. También recordaron que hacían fila desde muy temprano para ingresar a los exámenes, y que llegaban a saltar las rejas de la puerta principal para poder inscribirse a tiempo. Hace 60 años las mujeres en la facultad representaban menos del 10% de la población estudiantil. En la reunión había tres: Peña, Nilda Ferrol e Imelda Normey. En ese entonces la FCEA funcionaba en el edificio central de la Universidad, junto con la Facultad de Derecho. Le correspondían los salones de la planta baja sobre el patio más cercano al actual Paseo Frugoni. Allí se encontraba el único baño habilitado para los varones, recordó Carlos Lorenzo, mientras que las mujeres debían subir al de la planta alta.

Todos se acordaban del salón 4, el más grande, que durante las asambleas se llenaba con más de 300 estudiantes en debate por horas hasta la madrugada —un horario en el cual las mujeres tampoco podían participar—. Fueron épocas de discusiones de peso, manifestaciones intensas y frecuentes, tanto para lograr la aprobación de la Ley Orgánica como para sentar la posición de la FEUU acerca de la Revolución Cubana. El Sportman, en 18 de Julio y Tristán Narvaja, «era la segunda sede», afirmaron. Al punto que en época de fervientes movilizaciones, no solamente eran reprimidos en la puerta de la Universidad, sino que la guardia montada llegó a ingresar a ese local. Había dos tipos de profesores: aquellos que se mantenían muy distantes y los que compartían las veladas en el café, comentaron.

Rememoraron la calidad académica y humana de algunos docentes, y las dificultades que planteaban las distintas materias. También recordaron a los dos primeros graduados de la generación, «sentados en la escalera, cubiertos de harina». Ellos fueron Ricardo Zerbino y Danilo Astori, ambos tomaron caminos divergentes y fueron ministros de Economía, apuntaron.

Raúl Arnelli recordó su propia graduación, que coincidió con la huelga estudiantil de 1968. El gobierno había decretado medidas prontas de seguridad, y el conflicto se lanzó cuando él esperaba dar el último examen y viajar al exterior. Con su pasaje en la mano, pidió autorización para rendir examen al centro de estudiantes, mesa especial a los docentes y apoyo a los funcionarios, que también estaban de paro. Todos accedieron, salvó la prueba y pudo viajar. Arnelli destacó la buena disposición de todos y en especial de la funcionaria que se ofreció a concurrir al examen un sábado.

Con la presencia del decano Rodrigo Arim, el 30 de noviembre ellos y varios compañeros más volverán a encontrarse en la facultad para una celebración que vienen preparando en todos los detalles, y en la que no faltarán brindis, fotos, mensajes, y tiempo para ponerse al día.

Los organizadores aguardan nuevos contactos a través de la casilla de correo: 1957celebra@gmail.com
Publicado el miércoles 8 de noviembre de 2017

Acceder a la noticia en formato de audio

Controles

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

Generación 1957 FCEA Foto: Richard Paiva-UCUR. 08/11/2017
Generación 1957 FCEA Foto: Richard Paiva-UCUR. 08/11/2017
Generación 1957 FCEA Foto: Richard Paiva-UCUR. 08/11/2017
Generación 1957 FCEA Foto: Richard Paiva-UCUR. 08/11/2017
Raúl Arnelli, Bernardo Schutz, Adolfo Juster, Generación 1957 FCEA. Foto: Richard Paiva-UCUR. 08/11/2017
Diego Nelson Sosa, Generación 1957 FCEA. Foto: Richard Paiva-UCUR. 08/11/2017
Generación 1957 FCEA Foto: Richard Paiva-UCUR. 08/11/2017
Generación 1957 FCEA Foto: Richard Paiva-UCUR. 08/11/2017
Generación 1957 FCEA Foto: Richard Paiva-UCUR. 08/11/2017
Carlos Lorenzo, Generación 1957 FCEA. Foto: Richard Paiva-UCUR. 08/11/2017
Raúl Arnelli, Generación 1957 FCEA. Foto: Richard Paiva-UCUR. 08/11/2017
Carlos Lorenzo, Raúl Arnelli, Bernardo Schutz. Generación 1957 FCEA Foto: Richard Paiva-UCUR. 08/11/2017
Gastón González, Ma. Angélica Peña, Imelda Normey. Foto: Richard Paiva-UCUR. 08/11/2017
 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados