Sitio de la Udelar

Martes 23 de Mayo de 2017

Noticia seleccionada

«Imaginen Uruguay sin la riqueza de los estudiantes que han pasado por la Udelar»

Entrega del título Doctor Honoris Causa a Eddy de Robertis. 01/09/2016 Foto: Richard Paiva-UCUR.El científico Edward De Robertis vivió 21 años en Montevideo, de los tres a los 24, y aunque se fue hace 45 sigue considerando a la Universidad de la República (Udelar) su alma mater: «Qué bueno volver a casa en estas circunstancias», dijo el 1º de setiembre tras recibir el título de Doctor Honoris Causa.

La Udelar se lo otorgó no solo porque es «un hijo bueno» y además «un buen hijo» como lo definió Rafael Radi, sino sobre todo por sus aportes significativos al desarrollo de las ciencias médicas en Uruguay, y a la creación de conocimiento original que ha tenido impacto universal. Como se expresa en la solicitud de las facultades de Medicina y de Ciencias: «La red bioquímica de señalización extracelular descubierta por De Robertis determina la diferenciación dorso-ventral en prácticamente todos los animales, y ha proveído un nuevo paradigma en el estudio de la evolución».

La ceremonia fue presidida por el rector Roberto Markarian y se desarrolló en el Paraninfo con la presencia de familiares de Eddy, como lo llaman sus allegados, ex compañeros de generación, integrantes de la Academia Nacional de Ciencias, docentes e investigadores universitarios. En la mesa, además del rector y el homenajeado, estaban los impulsores de la iniciativa -los profesores titulares Rafael Radi y Ricardo Ehrlich-, y los decanos de Ciencias, Juan Cristina, y de Medicina, Fernando Tomasina. El rector hizo una breve semblanza a través de respuestas del propio De Robertis en entrevistas y, bienhumorado, destacó su parecido con el escritor Mario Vargas Llosa, a quien la Udelar también le confirió el título en 2012 aunque la entrega no se concretó «por razones que no vienen al caso. ¡Me están engañando!», bromeó.

De Robertis «es un líder en el campo de la diferenciación celular», recordó Rafael Radi al leer la laudatio. «En 1984 aisló el primer gen Hox de vertebrados y comenzando en 1991 realizó la disección molecular de la inducción de la diferenciación embrionaria. Los genes por él aislados controlan los ejes de diferenciación antero-posterior y dorso-ventral en casi todos los embriones de animales bilaterales, y sus descubrimientos marcaron el comienzo de una nueva disciplina biológica hoy llamada Evolución y Desarrollo, Evo-Devo». Radi recordó que el último año ha sido difícil por el proceso de dotación presupuestal, pero exhaltó la «razón académica» de la Universidad y el acto de «celebrar el conocimiento». De Robertis «ha traído distinción a su alma mater la Universidad de la República a través de sus contribuciones a la biología del desarrollo y además ha abierto puertas científicas para la región y nuestro país», concluyó.

Veranos llenos de sol

En su discurso de agradecimiento De Robertis valoró «esta ocasión tan honrosa de retornar a mi alma mater», y se refirió a la «importancia de las instituciones en la educación y la ciencia» a través «del pequeño prisma de mi trayectoria científica». Recordó que nació en Boston en 1947 de padres argentinos: «Mi madre era una poetisa de nota. Mi padre un famoso neurobiólogo haciendo estudios postdoctorales en el Massachusetts Institute of Technology. En esa época fueron exiliados por el general Perón y por lo tanto en 1950 nuestra familia se mudó a Montevideo donde fuimos bienvenidos». Sus recuerdos son «de veranos llenos de sol en las rocas y playa de la Estacada cerca del maravilloso Parque Villa Biarritz». Cursó la escuela primaria y el liceo en el Instituto Crandon, donde conoció a Ana Marazzi «quien a la edad de 15 años se volvió mi novia y luego madre de nuestros tres hermosos hijos. Todavía me aguanta y está aquí presente».

Ya en el Crandon demostró cierta curiosidad por la biología, de modo que «el profesor Tito Lagomarsino me prestó la llave del laboratorio para ir a hacer experimentos durante el mediodía siguiendo ideas presentadas en la revista Scientific American». Lagomarsino también estaba sentado en la primera fila y De Robertis le agradeció a él y al Crandon por «tan buena preparación». Luego cursó los dos años de preparatorio de medicina en el Instituto Vázquez Acevedo. «Fuí el unico de mi clase, comenzando a perfilarme con una cierta facilidad para los estudios gracias a una memoria casi fotográfica. De joven, no ahora», explicó.

La Facultad de Medicina le ofreció «un excelente entrenamiento en la mejor tradición de la medicina francesa». Allí comenzó sus primeros estudios en embriología con Roberto Narbaitz, un exiliado de la Argentina en 1966. «Publicamos dos trabajos sobre el embrión de pollo en revistas internacionales, lo cual era raro en la cátedra de Histología en aquella época». Cursó la carrera de 1965 a 1971 y se recibió con medalla de oro a los 24 años. «Para dar mi examen final tuve que pedir dispensación especial al Consejo de la Facultad pues la Universidad estaba cerrada en medio de una gran turbulencia política que consumía al país en aquella época. Sólo se tomaban exámenes para los que se iban a recibir». Al día siguiente se casó con Ana Marazzi, se mudaron a Buenos Aires, y al tercer día comenzó su doctorado en química en el Instituto Leloir.

Más tarde De Robertis consiguió una beca inglesa para seguir estudiando en Cambridge en el Laboratorio de Biología Molecular junto al embriólogo John Gurdon que conoció dos años antes en el Instituto Leloir. «Gurdon fue un maestro magnífico quien enseñaba a través de su ejemplo», contó. «La ciencia es un oficio, se aprende imitando un maestro al igual que lo hace un carpintero o albañil. Mi deuda con Sir John Gurdon es inmensa». El director del Laboratorio era Max Perutz quien descubrió la estructura de la hemoglobina. «Estaban allí Francis Crick quien descubrió la estructura del ADN, y Sydney Brenner quien comenzaba sus estudios sobre genética de nematodos. Durante el período que pasé allí, César Milstein descubrió los anticuerpos monoclonales y Fred Sanger inventó el método de sequenciar el ADN». Con Gurdon «hicimos estudios sobre la reprogramación molecular de núcleos transplantados en ovocitos de la rana Xenopus que fueron muy bien recibidos. Estuve de estudiante postdoctoral tres años y tres más como científico independiente en Cambridge».

Clonando genes

Luego fue invitado por la Universidad de Basilea en Suiza y se convirtió en Profesor Titular de Biología Celular «a la tierna edad de 33 años». Fueron épocas históricas para la ciencia. Walter Gehring «había clonado un gen llamado Antennapedia, que transforma una antena en una pata en la mosca de la fruta. Encontró una corta secuencia de ADN que estaba conservada en varios otros genes de la mosca de la fruta». Luego de un seminario De Robertis propuso tratar de clonar genes similares de vertebrados en 1984. «En el primer intento aislamos un gen de la rana Xenopus, que fue el primer gen que controla el desarrollo embrionario identificado en un vertebrado». El experimento abrió la puerta al estudio del control genético en vertebrados. «Estos genes, ahora llamados genes Hox, regulan la diferenciación celular del eje antero-posterior. La sorprendente conservación de los genes Hox nos permitió concluír que ya estaban presentes en un antecesor común entre la mosca de la fruta y el hombre».

En 1985, ya en la cátedra de Química Biológica en la Facultad de Medicina de la Universidad de California, su trabajo tuvo otro enfoque. «Con el advenimiento de la biología molecular se abrió la posibilidad de clonar genes de pedacitos del embrión de Xenopus. Investigamos una región del embrión que tiene la propiedad de inducir nuevos tipos de diferenciación celular en células vecinas. Descubrimos que el eje dorso-ventral (espalda a vientre) está controlado por una red de proteínas secretadas que forman un gradiente de difusión en los tejidos. Este gradiente determina la diferenciación de por ejemplo sistema nervioso central y el músculo esqueletico. La principal proteína, llamada cordina, es un antagonista de factores de crecimiento, que a su vez es regulada por una proteasa que degrada el gradiente de esta proteína antagonista».

Según el trabajo la diferenciación celular está controlada por «redes genéticas ancestrales comunes a todos los animales. La selección natural generó una infinita variedad de formas animales, pero seleccionando variaciones en esta maquinaria ancestral que regula la forma de todos los animales», explicó. Estos descubrimientos «fundaron una nueva disciplina llamada Evo-Devo, por Evolución y Desarrollo». Recordó que desde hace 25 años integra el consejo científico de la fundación Pew, que otorga diez becas anuales para estudiar dos años en Estados Unidos, con un subsidio para montar el propio laboratorio al retornar a cada país. «Tenemos ya más de 200 laboratorios independientes distribuídos por toda América Latina, incluyendo el Uruguay. A través de estas y otras actividades, como por ejemplo participar del Comité Directivo de la Academia de Ciencias de América Latina, pude devolver algo de los numerosos beneficios recibidos».

De Robertis evaluó que «es impresionante como el sistema educativo está diseñado para el rápido mejoramiento de los jóvenes. Imagínense lo que sería el Uruguay sin la riqueza de los muchos miles de estudiantes que -se hayan graduado o no-, han pasado por las puertas de la Universidad de la República. Gracias a ellos el Uruguay disfruta de una sociedad cultivada y una vida civilizada». Al cierre la docente de la Escuela Universitaria de Música, Cristina García Banegas, ofreció un concierto de claveciterio, un instrumento de tecla y cuerda punteada que «suena como el laúd o el arpa», explicó. Los primeros modelos datan de finales del siglo XV, aunque su nombre no se registra hasta 1511.
Publicado el jueves 1 de setiembre de 2016

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

Entrega del título Doctor Honoris Causa a Eddy de Robertis. 01/09/2016 Foto: Richard Paiva-UCUR.
Entrega del título Doctor Honoris Causa a Eddy de Robertis. 01/09/2016 Foto: Richard Paiva-UCUR.
Entrega del título Doctor Honoris Causa a Eddy de Robertis. 01/09/2016 Foto: Richard Paiva-UCUR.
Entrega del título Doctor Honoris Causa a Eddy de Robertis. 01/09/2016 Foto: Richard Paiva-UCUR.
Entrega del título Doctor Honoris Causa a Eddy de Robertis. 01/09/2016 Foto: Richard Paiva-UCUR.
Entrega del título Doctor Honoris Causa a Eddy de Robertis. 01/09/2016 Foto: Richard Paiva-UCUR.
Entrega del título Doctor Honoris Causa a Eddy de Robertis. 01/09/2016 Foto: Richard Paiva-UCUR.
Entrega del título Doctor Honoris Causa a Eddy de Robertis. 01/09/2016 Foto: Richard Paiva-UCUR.
Entrega del título Doctor Honoris Causa a Eddy de Robertis. 01/09/2016 Foto: Richard Paiva-UCUR.
Entrega del título Doctor Honoris Causa a Eddy de Robertis. 01/09/2016 Foto: Richard Paiva-UCUR.
Entrega del título Doctor Honoris Causa a Eddy de Robertis. 01/09/2016 Foto: Richard Paiva-UCUR.
Radi gana Premio México de Ciencia y Tecnología
Entrega del título Doctor Honoris Causa a Eddy de Robertis. 01/09/2016 Foto: Richard Paiva-UCUR.
Entrega del título Doctor Honoris Causa a Eddy de Robertis. 01/09/2016 Foto: Richard Paiva-UCUR.
   

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados